19 de enero de 2006

Y ustedes que dicen??


Les adjunto, un post de mi amigo Jorge Dominguez, Vicepresidente Ejecutivo de Atina Chile, hoy me levanté con más fuerza que nunca para seguir trabajando....
(mi opinión del texto está en los comentarios)


Hemos terminado nuestras elecciones.

Los trabajadores a sus puestos de trabajo, los profesores a sus aulas, los empresarios a sus negocios, los periodistas a cubrir lo sucedido, los religiosos a las iglesias, los veraneantes a las playas.

Queremos hacer un alto !!!

La elección y el gobierno no fueron sólo este domingo.
Las promesas de campaña no fueron sólo para conseguir votos.

Por Chile, Por la Gente y Se Puede más, no deben ser puros slogan marketeros.

Efectivamente, Hoy día se puede más, Por Chile y Por su gente.

El Gobierno que los chilenos de manera seria, ordenada, ejemplar y cívica elegimos, es un gobierno para todos. A Algunos puede gustarles más que a otros. Pero al final el gobierno lo hemos elegido y hoy nos convoca nuestro país: Chile.

En esta convicción queremos manifestar, que nuestro movimiento Atina Chile, será por un lado un gran apoyo para nuestra Presidente, y también será una pulga en el oído en la orientación y movilización en los grandes desafíos que tenemos como país.

Este será un gobierno de sólo 4 años, en ellos deberemos trabajar en conjunto para nuestro bicentenario, en conjunto con nuestras legitimas diferencias, pero poniendo por sobre todo a Chile, a los Chilenos por delante.

Chile o mejor dicho los Chilenos requerimos ciudadanos activos que ejerzamos y procuremos un país con caminos mas anchos y más largos. Anchos en la convocatoria de nuestros desafíos (no sólo con estado podemos, necesitamos ser muchos quienes tomemos tal compromiso) y largos en el futuro que vislumbramos.

Ciudadanos activos son quienes no descansan en que otros deben hacer el trabajo en los próximos cuatro años, sino quienes se toman el protagonismo para actuar desde hoy en dichos desafíos. Chilenos con hambre de hacer la diferencia al servicio del país.

No es minuto de sobarse la espalda unos, pelearse otros y sacarnos la lengua mutuamente. Requerimos madurez cívica y amor por lo nuestro. Se trata, de fondo, de trabajar por nosotros.

Nos comprometemos a convertirnos en agentes emprendedores activos del cuidado de Chile. No pretendemos tener la receta única, ni la panacea correcta para resolver ninguno de los problemas y debilidades de Chile. Pero si nos comprometernos a no tranquilizarnos con ellos. A no esconder nada bajo la alfombra. A no envanecernos con éxitos prestados.

Nuestro anhelo es que convertir a Chile en un País de excelencia en la era global y en el tsunami tecnológico que transforma la productividad, la política, la cultura, en síntesis (y de eso no tenemos dudas) la sociedad. Esa épica y proyecto país nos asegura un futuro con identidad autónoma y distintiva en el siglo XXI. Hablamos en definitiva de un emprendimiento político mayor. Un Camino más ancho y un camino más largo.

Nuestro ánimo es de invitación a movilizarnos por emprender este desafío como un hermoso propósito. Un propósito realista y ambicioso, prudente y arriesgado, serio y entretenido.

Como dijimos hace un tiempo, es hora de dejar de decir yo y empezar a decir nosotros.

Un gran saludo,


Jorge Domínguez
Vice-Presidente Ejecutivo Atina Chile

1 comentario:

Alberto Precht dijo...

Jorge, que camino, que futuro, que alegría para Chile. Vamos por buen camino, no debemos perderlo, y es necesario apurar la marcha, Chile necesita más Atina, más ética, en resumen más amor.
Yo creo en la creación de una comunidad nacional basada en el amor por los demás, con gente jugada, con hambre de emprender y que pueda desarrollarse para así lograr su felicidad individual y la felicidad publica.
Es tarea nuestra el hacernos cargo de estos anhelos, debemos tener abierto los ojos, y estar atentos a los enemigos , los del alma y los que querrán que nuestro trabajo no fructifique, pero también sabemos que el futuro de Chile, es un sueño de futuro compartido, y en ese futuro, todos los que realmente queremos a Chile estarán ahí para aportar.
Nuestro proyecto vital, debe aprender de los errores de otros, y ver la historia con ojos agudos, por que hablar de el futuro de nuestra comunidad, no es un slogan, si no que es la convicción que nace de lo más profundo de nosotros y que saca a relucir lo mejor que como personas podemos entregar.

saludos y un fuerte abrazo

Alberto