23 de septiembre de 2006

Entrevista en El Morrocotudo


El día miércoles el equipo de nuestro diario Morrocotudo ha anunciado el cambio de Director de nuestro medio. En dicha nota se anuncia que Alberto Precht, hasta entonces Director, se dedicará a los 3 diarios ciudadanos restantes de la cadena. Dando paso de esa forma a mi persona, quien asumí el desafió de dirigir este medio.

Junto con agradecer las muestras de cariño y confianza, me comprometí a entrevista al saliente Director, Alberto Precht. Quien no deja los diario ciudadanos, sino que toma una responsabilidad mayor con El Observatodo, El Rancahuaso y El Amaule. Con El Morrocotudo seguirá vinculado, eso no lo duden. De esta manera esta entrevista cumple el propósito de mostrar la profunda gratitud que tengo, y tenemos como equipo, hacia la tarea que realizó "Beto Precht" en El Morrocotudo.

Aquí vamos, la conversación con quien fuera el primer Director del "primer diario ciudadano en el mundo de habla hispana", El Morrocotudo.

V: Seria bueno contar algo de historia de esta aventura humana que significa el nacimiento de El Morrocotudo, para los lectores que no la conocen. ¿Como llegaste a dirigir el diario en Arica, siendo tú Santiaguino?

Era Dirigente de la FECh, Secretario Ejecutivo, cuando fui invitado por AtinaArica! a viajar a la ciudad. Recién me venia involucrando con AtinaChile!. Viaje para dar algunas charlas y reuniones. De esta experiencia salgo bien conmocionado. Fueron 3 días de intensos aprendizajes, recuerdo que me reuní con estudiantes universitarios, con dirigentes secundarios de la FESAP, estuvimos en algunas poblaciones con dirigentes vecinales. Fue toda una experiencia conocer Arica más a fondo, conocer sus problemáticas, sus quejas, sus prejuicios con el resto de Chile. Me quede con sentimiento bastante encontrados y con bastante hambre que no sabia como capitalizar.

Luego de regreso a Santiago, me ofrecen los directivos de la Fundación Mercator hacerme cargo del primer proyecto de diario ciudadano en hispano-América. Por supuesto que acepte y al tiro pregunte ¿A que hora me tengo que levantar? ¿Qué tengo que hacer, como comenzamos?... la respuesta fue "debemos inventar algo que no existe". Eso es lo que hemos hecho todo este tiempo. Eso me llena de orgullo, con la edad que tengo poder haber dirigido un equipo bastante amplio y grande, incluso más haya del Morrocotudo.

Es bastante paradójico, hablamos de innovación, pero tampoco sabemos que es la innovación. Quizás sea parte constitutiva de esta, el no entenderlo mucho y sin embargo serlo. Yo creo que tiene que ver con usar cosas que están a la mano pero que no todos ven. Y usarlo con el propósito de hacer grandes cambios en la sociedad.

El tipo de proyecto donde se deben cultivar habilidades constantemente. Aprender a escuchar, a dirigir equipos, hacerse cargo de quiebres, etc... Ha sido un tremendo aprendizaje para mí. Estoy muy agradecido de eso.

Agradecido también del Senador Fernando Flores. Como yo siempre lo he dicho soy militante Demócrata Cristiano y ha sido maravilloso entender que aquí no corre la competencia política, Flores pertenece a otro partido. Aquí confiaron en mi por mis capacidad profesional y ética, mucho más haya de mi militancia. Estoy agradecido de pertenecer a un espacio donde la política no es sinónimo de cargos. Por eso Fernando es la persona que es. Y Chile se merece más Fernandos Flores, ojala en distintos partidos. Es un ejemplo para muchos, sobre todo para las autoridades de la primera región.

Agradecer también a la gente de Arica. En todos mis viajes era muy rico llegar, esa acogida. Subirme al colectivo y conversar de El Morrocotudo. El contacto con la gente a mi me llama mucho. Ver como iban cambiando pequeñas cosas. Ver como el diario causaba ruido.

V: Hablemos de las significaciones que tiene haber sido el primer Director de un proyecto como este... que tuvo carácter de único en su especie. Hoy ya son 4 más en Chile.

Me llena de orgullo. Es una carga grande, de ser verdaderos "evangelizadores" en Chile para seguir expandiendo nuestra innovación con el Now-How que hemos aprendido y tener los pies puesto en la tierra para demostrar que los medios de comunicación no necesariamente deben estar al servicio de intereses de pocos, puede estar al servicio de los intereses de los ciudadanos, en este caso para servir a Arica.

Esto es una oportunidad privilegiada. Generalmente en política y en cargos de representación popular, obtenidos con estos sistemas bastantes dictatoriales, es bastante difícil servir a la gente. Hay que servir al caudillo de turno que te puso ahí. Acá gracias a Dios no es así. Tú te debes a la gente. Sino tuviéramos casi 500 corresponsales, más de 6.000 visitas únicas (PCs distintos) al día. Sino nos levantáramos todos los días angustiados porque el diario de hoy tiene que ser mejor que el de ayer, todo esto no seria posible.

Tampoco depende de un poder económico, sino de la fuerza de la ciudadanía. A los corresponsales no se les paga nada por escribir. Eso es impresionante, demostrar que los ciudadanos organizados pueden producir proyectos colaborativos. En Arica lo veo, lo veo en La Serena-Coquimbro, en Rancagua, en el Maule.

V: Apropósito de esto. Vienes llegando de EEUU, donde estuviste un mes. Tuviste la oportunidad de contar la experiencia de El Morrocotudo. ¿Cómo estuvo eso?, cuéntanos.

Tuve la oportunidad de estar conversando con personeros encargados de innovación en EEUU y la reflexión era unánime "como puede ser que alla lo estén haciendo y nosotros no". Aquí los corresponsales son claves. Dan Gillmor el periodista norteamericano fracaso en EEUU con el modelo de periodismo ciudadano porque no pudo producir la movilización necesaria para que los corresponsales escribieran de manera gratuita. Y por supuesto que pagar a los corresponsales no tiene futuro, es muy difícil sostenerlo inicialmente. Además parte del sentido del periodismo ciudadano es que a la gente le mueva el escribir. Sin embargo a OhMyNews en Korea le va muy bien y a nosotros en Chile también.

Quisiera agradecer sobre todo a los corresponsales que tienen menos manejo de Internet y menos acceso a la Web. Me enorgullece ver escribir a Sabina Salinas de las trabajadoras de casas particular. A dirigentes vecinales, a sindicalistas del Teniente escribiendo en otro diario como El Rancahuaso.

Eso finalmente es el cambio social que Chile necesita. Basta ya de Kenitas Larrain y de Marlen Olivari, ellas están en la prensa por su figura. En nuestra prensa están los ciudadanos por ser ciudadanos. La prensa de la gente común, que se esfuerza todos los días. El corresponsal de El Morrocotudo no es cualquier tipo. Es osado, arriesgado, que se atreve a decir las cosas. Un ciudadano que quiere compartir en una sociedad donde no se comparte. En una sociedad individualista atreverse a compartir no es menor, abrir la esfera de lo privado a lo público. Eso se agradece.

Esto hubiese sido un fracaso, al igual que Dan Gilmor, si no hubiésemos sido capaces de seducir a los más de 1.000 corresponsales en todo Chile. y para que hablar de lectores. Es más público de lo que muchos equipos de primera división llevan al estadio los fines de semana. Y en el futuro van a ser 5.000, 10.000 corresponsales, sigue y suma. Ya vemos como en otros países quieren hacer diarios como los nuestros. No hay que olvidarse que eso partió en Arica, nació en Putre.

Como Director de esta primera etapa de El Morrocotudo puedo irme de Arica, a dedicarme a los demás diarios con la cabeza en alto y decir misión cumplida. Sabiendo que nunca existió el manual de Director de un diario ciudadano y que tampoco existirá porque las cosas cambian.

V: Algo hemos hablado sobre el cambio de paradigma. ¿Cómo comparas los diarios tradicionales con los diarios ciudadanos? ¿Que dices sobre la tan anhelada "objetividad"?

Yo no creo que exista esa "objetividad". La Estrella no es objetiva, LUN tampoco, El fortín Mapocho y El Siglo menos. Saben muy bien que quieren comunicar, el ánimo que quieren crear, saben como venden, sabe, donde afectan, saben para donde jugar políticamente.

Esta semana se ha visto en la prensa nacional la campaña para que Chile tome una postura determinada sobre el voto a Venezuela en la ONU, presionando a la Presidenta. Posición que tienen los medios que en esta oportunidad comparto yo también, pero eso es otra cosa.

En el caso de Arica, La Estrella a mi parecer tiene un estilo de periodismo bastante penoso. Que sin duda le hace mal a Arica. En el año todas las portadas son negativas, solo una o dos son distintas. Esta bien informar los crimines, pero esta muy mal que pretendan que eso sea el centro de las conversaciones de Arica. Nosotros nos hemos rebelado contra ese periodismo chato, sensacionalista y penoso. Y nos hemos rebelado con tal éxito que creo que La Estrella ha tomado algunas de esas cosas, de mala forma pero las han tomado. Hoy permite que los ariqueños comenten en algunas noticias, que los ariqueños en el extranjero relaten su experiencia, etc. Pero mientras no cambie su línea editorial y ese estilo de periodismo esta destinada a morir.

Ese es el cambio de paradigma. Los ciudadanos queremos informarnos de nuestras noticias, no las que define con dobles intenciones una línea editorial ajena a ellos. No esas noticias que son parte de la periferia de la sociedad, esas que estigmatizan a las poblaciones. Porque tenemos que pensar que "las cuatro esquinas" en Arica son el lugar de las quitadas de droga y no pensar que es el lugar donde muy cerca hay un párroco que se llama Marcelo Mobarec y hace cosas geniales con su parroquia. Porque no podemos resaltar la fiesta de las peñas y no solo sus accidentes. O resaltar la integración que tenemos con nuestros países vecinos y no solo el tráfico. Claro que hay que informar de eso, para eso esta el periodismo tradicional.
Pero no puede ser el centro de las conversaciones de una ciudad. Hoy en Arica la propuesta y no solo la critica, esta empezando a ser el centro de las conversaciones. Hemos denunciado bastante en El Morrocotudo pero no con el animo de destruir que yo noto en los medios tradicionales, en La Estrella de Arica.

Vamos a seguir peleando por eso. Para que Chile y sus medios estén a la altura de un país que emprende y que cambia. Que es líder en Latinoamérica por sus cosas buenas y no las malas.

V: Con respecto al Chile comunitario que crea El Morrocotudo, se acortan las brechas entre el gobernante y el gobernado. Es un espacio de generosidad entre todas las clases sociales. Todos tienen la palabra y no hay exclusiones.

Quiero agradecer a las autoridades políticas de Arica, de todos los colores. Con más o menos reticencia se han dado cuenta que esto es una buena forma de hacer política con la gente. Para que la gente pueda opinar y fiscalizar a sus autoridades. Somos un país con un sistema político muy lejano a la gente, donde más que algunas consultas y plebiscitos que no tienen ningún poder vinculante, o de tener las pocas oportunidades de acercarse al parlamentario en su semana distrital, el ciudadano no tiene mayores alternativas. Eso El Morrocotudo lo cambia. El político tiene que estar los 7 días de la semana, las 24 horas, pendiente de lo que se publica en nuestro diario. Nunca saben cuando un ciudadano va a querer increpar o felicitar a una autoridad. Me llena de orgullo tener como corresponsales al senador Coloma en El Amaule y al diputado Paredes en El Morrocotudo.

En El Morrocotudo hacemos más real la política con las bases. Y por otro lado cambiamos la mentalidad a la gente de que todos los políticos son unos ladrones y unos chantas. Eso no es tan así y hay que destacar a los buenos. El Morrocotudo es un facilitador de esas conversaciones, no pretende ser más que eso.

Entendemos que la democracia no es un mero ejercicio electoral casa 4 años. Sino que los ciudadanos puedan influir en la toma de decisiones. Alguna vez lo dije en una entrevista "cuando un ciudadano habla en El Morrocotudo, algo pasa en Arica". Tuve que entender también que yo soy un mero facilitador de esas conversaciones en Arica. Las conversaciones están dadas por los ariqueños, yo no puedo pretender ser un Director a la antigua marcando una pauta rígida. La pauta/agenda es una tarea colaborativa entre los ciudadanos de Arica y de otras regiones.

V: Hablemos de los desafíos a futuro. Ya haz declaro éxito y me imagino que los lectores quieren saber como imaginas el diario a futuro.

El diario esta lejos de su objetivo final, que es cambiar Arica. Hemos instalar conversaciones pero no hemos logrado cambiar Arica. Me impresiona ver en la región que el 90% de las autoridades están cuestionadas por una u otra cosa. Impresiona la cantidad de críticas y lamentos que existen, con justificación o no. Impresiona la cantidad de discriminación. Impresiona la explotación a los trabajadores peruanos y bolivianos que prestan servicios por el día. Impresiona que con tanto potencial turístico no exista un proyecto común como ciudad para aprovecharlo. El desafió es que Arica debe ser una región estrella. Que sea una ciudad de la integración. Que Putre sea mejor centro hotelero que San Pedro de Atacama. Que cuando se escuche una autoridad que representa a la zona, no sea para escuchar un lamento de ley Arica IV o X. Sino que Arica ofrezca algo a Chile por lo que el país debe preocuparse de la zona. Arica no es la ciudad más al norte de Chile, es el centro de las conexiones con Latinoamérica.

Aún nos falta mucho para lograr esos objetivos. Por eso en esta nueva etapa es necesario que el Diario este dirigido por ti, un ariqueño. Hay un desafió histórico del cual hacerse cargo. El Morrocotudo es una joya que tiene Arica y que debe saber venderla.

El Morrocotudo, el diario popular.

Nuestro medio no va a cumplir nunca con nuestro objetivo si en el Cerro Chuño, en el Cerro la Cruz no se esta hablando de El Morrocotudo, la gente no tiene acceso Internet y no logramos tener una ciudad digital, simplemente el propósito central del diario no se cumple. El Morrocotudo no es el diario de la aristocracia Ariqueña, es de todos. Queremos al más humilde y el más prestigioso puedan escribir en el mismo medio.

El Morrocotudo es un diario popular, con vocación de servicio popular. Queremos interpretar a la gente del pueblo, y estamos seguros que eso no se hace poniendo robos, asaltos y farándula. Se le interpreta con el profundo ser chileno, de la gente de esfuerzo. Esa gente que no esta completamente contenta con un sistema que nos separa y nos discrimina. El Morrocotudo quiere unir y proponer, no separar y discriminar.

Mensaje prometido a las autoridades locales

Que bueno que hayan entendido que tienen que conversar con los ciudadano y que nuestro medio es una buena alternativa para hacerlo. Muy agradecido por eso, sobre todo con las autoridades que son corresponsales. Pero mi mensaje dice relación a que "tiene que parar con el nivel de rensilla que tienen en Arica". No puede ser que la primera región sea vista como una región de políticos corruptos, de acarreo y de matonaje político. Si los mismos ciudadanos y las autoridades de Arica hablan de las tantas carencias que tienen, es impresentable que no ayuden a solucionarlas. Solo con peleas y divisiones no ayudan en nada. El mensaje es a darse cuenta que Arica se fortalece trabajando unidos y no tirándose palos de un lado para otro.

El Morrocotudo va a colaborar para que tengamos buenas autoridades en Arica en un futuro corto. Desde la derecha, la izquierda y el centro político vamos a promover las buenas prácticas políticas, que se acabe el acarreo, que los Alcaldes sean electos democráticamente. Para que Arica sea un ejemplo no solo de periodismo ciudadano y también lo sea en la POLÍTICA con mayúscula.

Mensaje final a los lectores, equipos y corresponsales

Uno por uno me podré despedir, aun que sigo trabajando en los otros diarios y en El Morrocotudo también. Solo pasó a otra etapa en el desarrollo profesional. Solo agradecer por creer. Es súper difícil creer en una sociedad de incrédulos. Y acá han creído que este es un diario genuinamente bueno para la ciudad de Arica. Que no hay cosas ocultas, que se hace con sinceridad y con amor. Es muy bonito seguir viendo que en Chile y en el mundo se pueden seguir haciendo cosas por amor.

Regalo final

Conociendo la admiración que Alberto tiene por don Jaime Castillo Velasco, en nombre del equipo de El Morrocotudo le regalamos el libro titulado "Adiós Maestro", donde don Jaime relata su vida, ayudado por dos periodistas, antes de morir.

Aprovecho el titulo del libro para decirle a Alberto: "Muchas gracias Maestro". Con la responsabilidad histórica que significa dirigir nuestro medio en esta segunda etapa, lo haré con la altura profesional ética y visionaria que se merece.

5 comentarios:

MZN dijo...

Alberto, muy, muy bien dicho.

En estos párrafos sintetizas y explican muy bien cuáles son los principales aspectos del periodismo ciudadano. Sus motivos, ejercicios y consecuencias.

El mayor de los exitos te esperan en los próximos desafíos que se avecinan.

Paloma dijo...

Hola Alberto... La Francesca Ancarola va a realizar un concierto especial para bloggers, la info está en mi blog...

Osvaldo Yáñez Ahumada dijo...

Alberto, la labor que desarrollaste con el Morrocotudo ha sido de una valentía tremenda. Y los frutos de tu trabajo están a la vista.
Un abrazo y a seguir trabajando.

Morales dijo...

Beto.. felicitaciones por un trabajo bien hecho.

Nunca participé de ningún diario ciudadano, pero si recuerdo cuando empezaste a hablar poco a poco de esa iniciativa sin que nadie te entendiera pa donde iba la micro... y mira ahora...

Felicidades y suerte en lo que viene.

Mariola dijo...

Alberto:

Ya sabes lo feliz que estoy en haber podido conocerte. Me alegro también que estés trabajando en periodismo para cambiar este mundo (de mierda a veces:) y la justicia social. Sigue intentando de dar atención a las causas más importantes de nuestra generación, porque de ahí podemos hacer algo más grande y más significativo. Arica es un lugar especial para mí, y ver lo que has hecho allá me da mucha alegría. Qué emoción, de verdad. Desde los Estados Unidos, te mando un gran abrazo de todo corazón. ¡Fuerza!