8 de mayo de 2006

La Consulta de la Discordia


Hoy en El Morrocotudo, publiqué el siguiente Editorial:

“Arica define el futuro de la salida al mar a Bolivia”, ese es el titular que no aparecerá y que bien que así sea, independiente de cual hubiera sido el resultado de la consulta ciudadana.

La iniciativa Alcadicia de realizar una consulta ciudadana acerca de la mediterraneidad de Bolivia, ha creado más de alguna polémica que sin duda a mi entender es lo más provechoso que deja esta consulta, que como tal no define nada, no recomienda a nadie y no tiene validez, al menos en el ámbito legal y a mi juicio tampoco debiera influenciar en las decisiones de los poderes del Estado que tienen injerencia en el tema.

En esta semana en este medio se ha llevado a cabo un rico y responsable debate acerca del fondo de esta consulta, muchos podrán juzgar intenciones, otros podrán aplaudir, pero lo que me parece preocupante es que surja con tanta fuerza en algunos esa creencia de que la salida al mar de Bolivia fuera de decisión exclusiva de los ariqueños, esto que no tiene ningún fundamento, ya que un derecho similar creo que tenemos para hacer una consulta acerca de campo de hielo sur, más en un país que se define como una república unitaria.

Esta consulta puede crear falsas esperanzas en la ciudadanía que participa esperando que su voz sea escuchada, y no es que el gobierno central no quiera escuchar, si no que me parece que si este tema se somete a la voluntad soberana de los ciudadanos deben votar desde Visviri a Villa Las Estrellas y aún así nuestra Constitución y tradición establecen que es la Presidenta la que maneja las Relaciones Internacionales y en caso de modificarse un tratado o incluso la Constitución debe ser el poder legislativo quien lo defina, bueno el articulo 5º de la Constitución entrega la herramienta del plebiscito para definir determinadas materias pero en la práctica ha sido una norma en completo desuso.

No sería extraño escuchar en un tiempo más la frase “La Presidenta no escucha a los ariqueños” utilizada como el reiterado eslogan político que más que favorecer a la Región, crean aún mayor aislamiento.

Arica tiene problemáticas urgentes que son dignas de consultar, por ejemplo trabajar hacia presupuestos participativos, o decidir ciertos ámbitos de la gestión municipal donde el consejo y el Alcalde estimen que los ciudadanos deben participar por que su opinión es fundamental.

El Morrocotudo, esta semana tendrá como centro el debate de la consulta, de sus repercusiones, de las diversas aristas que surgen, siempre con el fin de crear un sano ámbito de debate y con la confianza de que podemos construir un mejor futuro mediante el diálogo y en enfrentamiento de diversas posiciones, que sin duda en este tema se contraponen, pero que es de esperar se juntan en el legítimo anhelo de hacer de Arica una mejor ciudad y de aportar en la vida de sus habitantes y del futuro del país en general,

Los invito a estar atentos y participar en las distintas instancias de debate que El Morrocotudo ha preparado con especial interés en este tema.