18 de marzo de 2007


Hoy el Mercurio publica una entrevista al Senador Adolfo Zaldivar, aquí algunas reflexiones.

Adolfo Zaldivar ha estado siempre incomodo, es un incomprendido, una especie de mecenas no descubierto, si esta tan incomodo que se sincere y no siga haciendo daño.
Su presidencia fue profundamente sectaria, y su discurso de corregir el modelo se cae por si solo, siendo una especie de estatismo, pero derechizado.
A mi juicio el problema de fondo es la perdida de cuotas de poder en el actual gobierno, cuotas que perdieron por su propia negligencia.

No me gusta Senador, no lo comparto y aveces no entiendo que hacemos militando en el mismo partido, por que para mi el socialismo comunitario es una construcción actual y activa, pero que requiere consecuencia pero tambien realismo, por que usted lo sabe bien, hecharle la culpa al modelo de los males del mundo finalmente se trasnforman en palabras vacias, que sólo llevan a populismo autoritario o al militarismo.

5 comentarios:

bitacoreta.org dijo...

Adolfo partió como pura sangre y terminó como mula...

Buen punto de vista del Transantiago... una esperanza que sea, hoy ya nadie se acuerda de ir colgando del ultimo escalon.

Saludos, bitacoreta.org

Lorena Sáez dijo...

Este colorin nunca me simpatizó.

Pero en fin, en general los políticos no dan buena espina, no son un real aporte, y los que enfilan para llegar a serlos son derrocados a punta de golpes en las piernas.

Vlado Mirosevic dijo...

Me preocupa el colorín... un tipo de peligrosa categoria pareciera ser. Leí la nota de prensa sobre su think tank y el cambio del modelo. Dicen que esta semana presentará el informe final.

Vaya a saber que esta pensando... dicen que estuvo conversando con RN. La propia Lily Perez lo confirmo.

Insisto, peligroso el Senador.

José Luis Contreras Muñoz dijo...

El senador jamás ha creido en el Proyecto Concertacionista ,pienso terminará rompiendo tarde o temprano con el

Hombre.De.Plastico dijo...

Sabemos que la inconsecuencia de Adolfo no tiene límites, es evidente que nuestro senador ha sido uno de los mas beneficiados con el actual sistema económico. Aún así escucho el discurso de Adolfo con bastante atención, creo que apesar de su imagen poco creíble sigue diciendo un par de verdades que hace rato nuestra alicaída Concertación no quiere escuchar, existe una evidente deuda con el país y con el actual proyecto de país que tenemos los cuales si pasan por la correción al modelo, sí pasa por no querer el poder por el poder.

La gente se cansa de esperar porque la alegría que ya viene, la gente si se cansa de esperar crecer con igualdad, la gente si deja de creer... Y hoy por hoy nadie sabe cual es el mal menor para Chile, si una Concertacion llena de desgaste y mediocridad o una Alianza que lucha para los pobres pero sin los pobres.

No hablo de que debamos todos irnos a Chile primero o a tener conversaciones con Renovacion Nacional, hablo de que aveces no es malo escuchar cosas que nos duelen.

Interesante blog... saludos camarada