14 de junio de 2007

A crear una cultura de organización



Una de las nuevas prácticas que vamos a llevar a cabo en Chile Primero son los "Petitions" (ver en Wikipedia). Éstas consisten en reunir un gran número de firmas que apoyan una propuesta o petición a uno o varios miembros del Congreso, con el fin de aprobar u oponerse a alguna ley o iniciativa específica.

petition.jpgEn la práctica, la suma de firmas puede realizarse también de manera digital, como es el caso del Movimiento MoveOn en Estados Unidos, quienes con frecuencia convocan a la sociedad civil a sumarse a sus peticiones.

Algunos ejemplos tienen que ver con el fin de la Guerra en Irak, la Protección contra las alzas de Combustible o la instalación de las Patentes de Software en Europa.

Nuestro movimiento Chile Primero pondrá en práctica muy pronto los primeros Petitions, por lo que te invitamos a familiarizarte con esta práctica política y social.

Fotos: pixiduc, rochelle, et. al.

2 comentarios:

angela.bustamante dijo...

Hola Alberto... oye muchas gracias por tu post y algunas respuestas a mis dudas.

Las que surgen, la verdad, de efectivamente cuales son las diferencias entre ambos grupos que "aparentemente" comandan las mismas personas.

Yo participe en varias actividades organizadas por atina y sólo aprecio que Chile primero se está comiendo a Atina...

Espero me equivoque

Saludos

Mario dijo...

En México, hemos acuñado un sustantivo para referirnos a toda la gente que firma sin saber bien a bien por qué lo hace: los "abajofirmantes". Aunque entiendo que este escepticismo sobre las petitions tiene que ver con nuestra endeble cultura política y con la estructura clientelar que nos gobernó durante mucho tiempo (casi 70 años). Pero personalmente, creo que el acto de adherirte a un documento de contenido político ya implica un intento por explicarse a uno mismo cómo me afecta tal o cual problema, y de justificar frente a otros porque se ha permitido que el propio nombre se añada, lo cual no es poca cosa... Un saludo, que está muy interesante lo que escribes