26 de julio de 2007

Microsoft y Economía ¿declaración de intenciones?


Tanto Microsoft como en el Ministerio de Economía han centrado el debate en que no se entregarán los datos de los ciudadanos a Microsoft para la creación de correos, enfocando la discusión en los medios masivos en un punto que no es el central y que ya estaba resuelto por nuestra legislación que nos asegura la confidencialidad de nuestros datos (de todos)

En todo caso personalmente me parece errado que nadie me pregunte si quiero o no tener una cuenta en live, y que se use aunque sea mi información mínima esto me parece a lo menos incorrecto, tal como no me gusta que me llamen de un banco o decirme que tengo productos no solicitados por mi pero que generosamente el banco me los regala, esto se agrava por que es el Estado el que lo hace por mi.

Por otra parte hacerse cuentas en live es gratuito, ¿cuál es entonces la gracia?… para Microsoft al menos duplicar el número de sus usuarios en Chile, usuarios que leeran publicidad, que harán clicks, etc, punto donde me parece incorrecto de parte del Ejecutivo ya que no entiendo por que debe promover a ampliar el nicho de mercado de una empresa que goza de una privilegiada situación. Lo correcto sería entregarle al ciudadano la información para crearse un email donde este desee y que ese sea su medio de contacto con los organismos públicos (todo esto en un país que esta lejos de tener conectividad para usar un mail, ya me imagino la cara de un ciudadano de Chacabuco que no tiene ni teléfono cuando le digan que tiene una casilla email)

Pero como partí escribiendo este no es el punto central de esta discusión, siendo sin duda estos algunos fundamentales (escritos en conjunto con Lorenzo Miranda):

- El Estado Chileno no puede ni debe acordar la contratación o implementación de proyectos tecnológicos, sin la participación de todos los actores del mercado y menos aún cuando dicha circunstancia significa beneficiar a un proveedor cuya posición monopólica es indiscutible, aprendamos la lección de una vez ¿qué quieren que pase?

- Del mismo modo resulta tremendamente preocupante ver como nuestro país es completamente ajeno al valioso proceso de desarrollo, aprendizaje y difusión del denominado Software Libre. Nada se logra y poco se avanza, si nos dedicamos a enseñar a las personas a utilizar ciertas herramientas de software, como autómatas, sin reflexionar ni comprender la profundidad de la revolución y el cambio que significa Internet en el mundo de hoy. Solicito que alguien me compruebe en que beneficia versus con el costo que significa enseñarles a todos los cesantes a usar excel y word, no sería mejor alfabetizar digitalmente, es decir enseñar prácticas en la red y en softwares tipos, más que en determinados programas.

- El Estado Chileno debe ejecutar medidas concretas destinadas a la educación e información de los usuarios, con la finalidad de propender al perfeccionamiento de un mercado donde existe un actor cuya posición de predominancia monopólica no tiene contrapeso alguno.

- También se ha dejado de lado la problemática de la banda ancha y la conectividad, tanto o más necesaria para el desarrollo de nuestro país. Y en este sentido, hacemos desde ya la advertencia del riesgo que significa hipotecar nuestras instituciones. ¡No sea que el día de mañana nos sorprendamos con un acuerdo marco entre el Estado de Chile y una compañía de telecomunicaciones, para proveer en forma exclusiva a todos los Chilenos de conexión a Internet!. Se está poniendo a nuestro juicio la carreta delante de los bueyes. Seguimos enseñando computación de manera autista, cada uno en su computador nadie en red.

- Respecto al municipio digital, claro cada municipio elige pero la oferta del ejecutivo es una sola, municipio digital Microsoft, ¿Qué libertad tendrá un municipio (sobretodo los con menos recursos) innovador de elegir otro tipo de software sea este propietario u abierto?, el Estado debería garantizar el uso y apoyo en cualquier plataforma que estos necesiten, más hoy cuando los grados de compatibilidad entre los sistemas son casi totales, pero la diferencia esta en el costo por el pago de licencias.

Por último señalar que las decisiones en materia tecnológica sobretodo de que se enseña y que plataforma se usa, son tan importantes como las decisiones en materia en energética, donde en ambas se debe diversificar la fuente, de caso contrario se provoca dependencia y se sigue administrando el subdesarrollo, o ¿no nos cortaron el gas ayer?



Foto de Cristián Sepúlveda

1 comentario:

Ekonlord dijo...

Estimado: estamos de acuerdo, pero qué se hará al respecto... ¿te has sumado al equipo legal? http://liberaciondigital.org
Al respecto escribí en mi blog "... Todo va quedando más claro, pero si nos detenemos en la definición y los elementos técnicos, estamos ante la consolidación de un monopolio en Chile en materia tecnológica, lo cual es posible porque el gobierno así lo ha querido (grave y me parece que de todos los puntos del acuerdo, el mas grave de todos)." concluyendo que "Estos antecedentes merecen la creación de un comité investigador en el parlamento y de ser revisado ante la comisión antimonopolios de la fiscalía nacional económica", publicado en: http://economia-critica.blogspot.com
Te invito a LD