26 de febrero de 2008

Libertad para Fouad



Fouad Mourtada, es un ingeniero de 26 años, marroquí, como tantos de nosotros un usuario de la web social, la gran diferencia es que el hoy se encuentra en prisión condenado a tres años de cárcel y ha sido sometido a torturas y tratamientos fuera de la legalidad

El delito que cometió Fouad, crear un perfil en Facebook, del hermano del Rey de Marruecos, Su Majestad Real Príncipe Moulay Rachid, es importante señalar que Marruecos es una Monarquía Teocrática con importantes niveles de represión y conculcasión de libertades acusada constantemente de la violación de derechos humanos, como ustedes pueden leer una práctica tan común como es crear perfiles de personalidades es la razón del encarcelamiento de este jóven, así desde 2004 año de creación de Facebook han sido numerosos los perfiles de personalidades que se han creado y nunca se ha perseguido penalmente a sus autores, uno puede señalar la inconveniencia de esta práctica, pero sin duda esto no puede ser razón para ser torturado y encarcelado, más en este caso en que el perfil no fue utilizado para comunicarse con nadie.

Lamentablemente la situación de Fouad, se suma a la de otros ciberactivistas que han realizado presiones contra la represión a la que son objeto en sus respectivos países.

En este caso particular se ha creado una red de solidaridad internacional, a la cual te invito a que te sumes, tanto en las actividades que realicemos en Chile, como en la campaña Internacional.

Hoy la única salida que tiene Fouad es esperar la clemencia e indulto del Rey Mohamed VI.

Por lo pronto se estan organizando actividades frente a las embajadas, personalmente espero podamos armar algo en Chile, por lo pronto le enviaré una carta al embajador de Marruecos en Chile manifestando el repudio a esta acción del gobierno marroquí, cosa que también les invito a hacer.


Para sumarte a la campaña puedes firmar la petición en:


www.helpfouad.com


En Facebook:

En español puedes unirte AQUI

La campaña internacional AQUI


3 comentarios:

Sebastián J. Echeverría dijo...

Alberto, me pasan dos cosas con tu comentario: primero, el repudio lógico a la tortura, a la falta del derecho al debido proceso y, en general, a cualquier atentado contra los derechos humanos.

Aun así, creo que vale la pena levantar la discusión en torno a la suplantación de identidad que describes como "práctica común" entre los cibernautas 2.0.

Crear un perfil en Facebook, en Twitter o en Diarios Ciudadanos, y publicar contenidos utilizando otra identidad distinta a la propia, debiera ser delito. Debemos considerarla una práctica criminal, con penas adecadas a la magnitud del crimen (no es para condenar a muerte a nadie), pero sí resguardar la identidad de las personas.

En este caso, Fouad usurpó la identidad del Príncipe y ello está siendo castigado por el Estado marroquí, como debiera castigarse a quien hiciere lo mismo con tu identidad creando un blog con tu nombre, tu fotografía y declaraciones públicas que no sean tuyas. El daño que pudiere provocarte es cuantioso y tu seguridad debe ser resguardada.

Saludos,

Alberto Precht dijo...

Estando de acuerdo y repudiando la usurpación de identidad, esto no puede ser justificación para la tortura y una pena de tres años, hoy Fouad esta en una carcel con delincuentes comunes en la peor seccion de esta, luego también debemos entender la situación de Marruecos que dista de ser un país con un minimo de libertades y seguridades para aquellos que se opongan a la Monarquia.
Me pregunto que pasaría si aca cuando estabamos en el regimen militar alguien se hubiera mofado de pinochet creando como protesta un perfil de el, eso justificaría algo, para muchos al ser este un acto del marxismo hubiera conllevado una pena quizás peor y sería genial que el mundo protestara contra una situación así.
Claramente acá no se castiga la usurpación de identidad si no el derecho a expresarse, pienso que lo lógico hubiera sido una multa, las disculpas publicas y el terminar con el perfil, lo demás a mi juicio y por eso el estar en esta causa es sin duda violación a los derechos humanos, las penas deben ser adecuadas al delito que se comete.

Sebastián J. Echeverría dijo...

Tú lo dices bien, Beto, las penas deben ser acordes al tipo de delito; y, claramente, tres años de cárcel por esto ya es exagerado. Insisto, sacando de la conversa el atentado contra los derechos humanos, cosa en la que desde un principio estoy de acuerdo contigo y con la campaña.

Ojalá podamos levantar un buen debate en torno a la usurpación de identidad en otro contexto distinto a la Fouad, donde tenemos dos temas y el de los derechos humanos es preponderante.

Dejémoslo para otra ocasión, pero discutámoslo.